sábado, 14 de mayo de 2011

EL FUNERAL DEL DOLAR IV

Algunas de las palabras mas fuertes que me llamaron la atención fueron aquellas escritas por Curtís B. Dall en Filadelfia, Pennsylvania, en abril de 1968. Las mismas expresaban la introducción al libro escrito por H. S. Kenan sobre el Banco de Reserva Federal. Al referirse a los banqueros internacionales, el señor Dall escribe:
"Procuran el control completo a largo
plazo de la política monetaria y de
los mercado principales del mundo,
para sus propios fines. Fomentan
guerras extranjeras para así llevar
a cabo su objetivo."
No le tomaría mucho tiempo a un buen matemático probar con aritmética simple, que las deudas ocasionadas por las guerras, pronto serian una carga para la humanidad y que dichas deudas serian de magnitud tal, que se necesitaría la mayor parte del poder productivo de las masa, solamente para pagar el interés compuesto. Me preguntaba rápidamente, ¿ seria posible que los hombres anhelaran tanto el poder como para estar dispuestos a sacrificar millones de vidas al dios de la guerra, para así llegar a sus metas ?
Si esto fuese cierto, ¿ estaban tan engañados o frustrados que justificaban la matanza en masa del inocente, como un paso adelante hacia un mundo mejor que trataban de construir ? Sin considerar sus preguntas o respuestas, un hecho era cierto: El mundo se dirigía velozmente hacia un gobierno centralizado y un control universal. La Asamblea General de las Naciones Unidas frecuentemente resonaban con acusaciones y disensiones; pero había un poder que parecía ser aun mas fuerte que la legislación interminable del hombre, era el poder del dinero; el que lo controlara, controlaba el destino del hombre.
El paso hacia el control mundial parecía realmente ser una carretera dividida. A un lado de la misma, estaban los personajes que representaban a los altos sacerdotes de las finanzas que visualizaban la riqueza del mundo en pocas manos--- sus manos.
Al otro lado de la carretera, había un número de hombres honestos y sinceros, que indicaron que la adherencia total a un gobierno mundial era la única esperanza que el hombre tenia de escapar de un holocausto nuclear, del hambre causada por una explosión demográfica o del envenenamiento causado por la contaminación.
Escrito del libro EL FUNERAL DEL DOLAR.
¿ Sera coincidencia lo que esta pasando en nuestra generación ?
.



2 comentarios:

roddor dijo...

Muy interesantes sus comentarios señor Mateos.
El tema se ha hecho apasionante ahora que hay consenso de que las reservas de oro de EEUU están agotadas. Mientras tanto, su deuda externa ha crecido a cifras astronómicas a pesar de que imprimen papel moneda al por mayor, y las naciones BRICS están próximas a reemplazar el dólar USA por su propio sistema monetario.
Todo esto apunta hacia un tsunami financiero mundial no muy lejano.
Un cordial saludo desde Santiago de Chile.
Rodrigo
roddor@openmailbox.org

Rafael Mateos dijo...

Gracias por su comentario, parece increíble que la persona que escribió el libro del Funeral del Dolar describa todo lo que está ocurriendo en nuestro siglo.
Saludos